viernes, 30 de septiembre de 2011


Película Los Inadaptados, favorita de los tapatíos

La cinta mexicana recibió el Premio del Público, que cada año entrega este diario en el FICG y es el resultado del voto de lectores y espectadores que acuden a las proyecciones durante el festival.
fuente: MILENIO ON LINE.
O2 Marzo 2011

Los Inadaptados



Buena movie, Buen Guion, excelente la escena en el elevador, ahí la llevamos México...

EXTRAVIADO.
Por Seth Alvarez. Marzo 2008.

Un poco de arena, un poco de césped, un poco de azul.
Vincent Van Goght.

-¿Porque lloras? –Preguntó la muchacha.
-Me he perdido –Contestó el pequeño.

     Los dos se encontraban bajo un árbol frondoso. Atardecía. Las ramas se movían despacio, creando un ruido inusual. La chica acarició tiernamente al niño.

-¿Donde vives? 
-No lo recuerdo –Contestó.

     Se hizo un silencio. El chico se sentó en la hierba y observó el horizonte. Lloró. El mar y las montañas aguardaban a lo lejos. 

-Todo esto es tan hermoso –Murmuró mientras derramaba las últimas lagrimas.
-Si que lo es –dijo la chica al sentarse junto a él.
-Recuerdo a mi madre y junto con ella, el mar. Pero ella no tiene cara, fue hace mucho tiempo -Comentó con una voz diferente.

     La joven, se sorprendió al mirar al niño Se había transformado. Su rostro. Ahora, era el de un joven. Ella no dijo nada; se recostó en la hierba y acarició el pasto.

-No recuerdo a mi padre. He olvidado su rostro y no quiero recordarlo -Continuó el joven.
-¿Te hizo daño? 
-No lo recuerdo –Contestó–, solo escucho el sonido de campanas y sollozos. Todos lloran. Yo no lloro.

     La chica se levantó. Cortó una hoja, la mordió y la saboreó. El joven ya era un adulto.

-¿Cómo llegaste aquí? –Preguntó la chica.
-Me trajo la brisa. Vine en un caracol. No ves que estoy lleno de arena.
-No. No lo había notado. Cambias demasiado.
-Que cosas dices. ¿Me ayudarias a encontrar mi camino? -preguntó el hombre.
-No se a donde te diriges.
-Yo tampoco -murmuró.

     Decepcionado, se sentó con dificultad. La joven tuvo que ayudarlo. Era viejo, canoso, sin fuerzas. Sólo sus ojos decían, que era el mismo niño que la muchacha había encontrado bajo el árbol.

-Creo que me quedaré aquí, me siento cansado.

    La chica le tomó la mano, que le resultó áspera, vieja y seca. 

-Porque sonríes? - Preguntó la joven.
-No lo sé, me siento feliz – Murmuró el anciano.

     Ella apretó su delicado puño. Cerró los ojos. Las campanas de la iglesia repicaban a lo lejos. Los barcos aullaban lastimosos. 

    La joven abrió su mano y lanzó cenizas al viento.

De la antología  "Manual para escapistas"
Asesinato sideral.

En mi aposento tengo un prisionero
que no soy yo,
que no eres tú
que no es aquel que nos rompió los huesos
por fabricar collares.
En mi aposento tengo un prisionero
que galopa en mis sienes
que me hace sudar, callar o blasfemar,
y sin embargo tengo que clavarlo
cada día de los pies y de las manos,
de los rotos harapos que aún le quedan,
pues sé que cuando escape
volando a lo intangible,
ya no estaremos tú y yo,
ni aquel con quien tú sueñas
y al que impregno de polvo sideral.

De: Entreacto.

Carmen Alardín

jueves, 29 de septiembre de 2011


Cinesecuencias


Jueves 29 de septiembre de 2011
21:30 horas
Canal 22
En ésta emisión de Cine-secuenciaS,tenemos:
Una reseña sobre el 7º Festival de Cine y Video Indígena, que se llevó a cabo en Morelia, Michoacán.
También, el arranque del 6º DOCS DF, con una interesante selección de 130 documentales de diversos países.
Además, el estreno de “Viento en Contra”, dirigida por Walter Doehner, y protagonizada por Bárbara Mori.
Y el 5º Festival de la Memoria, Documental Iberoamericano, que este año cambia su sede a Cuernavaca.
 Este jueves 29 de septiembre por Canal 22, a las 9:30 de la noche, ó en su repetición a las 1:00 de la madrugada.

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Recolecto el tiempo.

Entre la senda
no más plegarias.

Reconstruyo el mar,
no hay arena,
solo cenizas.

Las aves danzan.

Al amanecer
se cierne,
la última brisa.

Seth Alvarez.

martes, 27 de septiembre de 2011

Yo tuve un hermano

(Al Che)

Yo tuve un hermano
no nos vimos nunca
pero no importaba.

Yo tuve un hermano
que iba por los montes
mientras yo dormía.

Lo quise a mi modo
le tomé su voz
libre como el agua.

Caminé de a ratos
cerca de su sombra
no nos vimos nunca
pero no importaba.

Mi hermano despierto
mientras yo dormía.
Mi hermano mostrándome
detrás de la noche
la estrella elegida.

Julio Cortazár.

El Comentario Semanal 315