viernes, 20 de junio de 2014

Las Telenovelas: Un lacrimógeno suceso.

Seth_alvarez

La telenovela nació en cuba, en una fábrica de tabacos, con una obvia influencia del folletín del s. XIX de las novelas por entregas. En 1865 apareció el “Lector de Tabacalera”, un trabajador que desde una plataforma, amenizaba la jornada laboral leyendo periódicos y novelas, terminando siempre la lectura en su punto más álgido y dejando a los oyentes a la expectativa del día siguiente. Del lector de tabacalera se pasó a la radio y ahí a la televisión. En 1955 apareció la primera telenovela televisada en México llamada “Ángeles de la calle” escrita por el cubano Félix B. Caignet, que salió al aire por el canal 2 y duró 160 capítulos. Muchos investigadores ubican a la telenovela como una variante del género del melodrama; género nacido en Francia para determinar cierta forma teatral que daba preferencia a las emociones.
Las telenovelas gozan de gran popularidad en toda América Latina y en países como Portugal, España, Italia, Grecia, Europa del Este, Asia Central, el Cáucaso, Turquía, China, Filipinas, Indonesia, Israel, Eslovenia y también en África, especialmente en la ex-colonia española de Guinea Ecuatorial.
De acuerdo con un reportaje de la Unesco, en Costa de Marfil muchas mezquitas adelantaron sus horarios de oraciones durante 1999 para permitir a los televidentes disfrutar de la telenovela Marimar, escrita por Inés Rodena y adaptada por Carlos Romero y en una población al sur de Serbia, los televidentes solicitaron a su gobierno que se retiraran los cargos contra Kassandra, heroína de la telenovela venezolana del mismo nombre. Kassandra, escrita por Delia Fiallo, tiene el premio Mundial de Guinness por ser la más vista en más países (128).
Una telenovela es una historia dramática que se cuenta por entregas en un número limitado de episodios. A grandes rasgos la telenovela se divide en tres etapas: introducción de personajes y conflicto, desarrollo de personajes secundarios y temas centrales, y por último, el cierre de las subtramas y el desenlace de la historia de amor. Para escribir una, se construye un esquema llamado “Biblia” que es un documento en el que están todos los rasgos principales de la telenovela. En ella se encuentra la sinopsis, el argumento, la biografía de personajes, los primero capítulos y en ocasiones la llamada macroescaleta. Estos documentos de alrededor de 100 páginas, son enviados a los departamentos de análisis literario de las televisoras para su posible producción y realización. Escribir una telenovela no es tarea fácil, la mayoría de las veces se utiliza la estructura clásica, con algunas reglas propias del género; durante el proyecto se escriben lo equivalente a más o menos 60 guiones de cine de 90 minutos y en muchas ocasiones la calidad, factura, contenido y resultado final del producto, no depende siempre de los escritores.  Las telenovelas actualmente siguen siendo de suma importancia en casi todo el mundo y aunque aún falta mucho por hacer, en algunos lugares, poco a poco se ha ido modificando su formato y presentación, mostrando una nueva revolución argumental, incorporando temas nuevos y atractivos, sin perder, claro, su esencia dramática.
 Bibliografía
-Carolina Espada. La Telenovela en Venezuela.
-José Ignacio Valenzuela. Taller de escritura de Telenovela.
-Wikipedia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

El Comentario Semanal 315