domingo, 23 de agosto de 2015

Los textos audiovisuales de José Emilio.

Por Seth Alvarez.
Ha propósito de El cine de José Emilio Pacheco, Lo que no volverá, resumen sobre la tesis de mi buen amigo Adrián Roa Mendieta que apareció en la Revista de la Universidad de México -Versión web - N°333 -Marzo 2015-; me puse a la tarea de investigar un poco, las andanzas del laureado escritor, en el mundo cinematográfico.
José Emilio pacheco, considerado uno de los escritores más importantes de esta época, fue reconocido por su gran capacidad narrativa para interpretar, en su literatura, la vida cotidiana de México. A lo largo de su carrera recibió distintos premios y entre sus obras se encuentran títulos muy importantes para el público nacional, entre ellos: Morirás Lejos y Las Batallas del Desierto.
Su primer acercamiento al medio cinematográfico comenzó al quedar como redactor de una revista cinematográfica. Luego, en 1965 dos de sus cuentos fueron adaptados para el primer Concurso Experimental de Cine, donde conoció, entre otros importantes cineastas, a Arturo Ripstein.
Como guionista, realizó El Castillo de la Pureza (1973), una obra basada en una historia real. Ahí,  Ripstein retrató la vida de una familia que ha sido aislada de la sociedad por los prejuicios morales del padre. Junto con el director, José Emilio Pacheco fue galardonado con un premio Ariel por el guión de esta cinta.
Enseguida continuó con  El Santo Oficio (1974), guión que narra la vida de Gaspar Carvajal, quien después de irse a estudiar a un seminario de sacerdocio, regresa al pueblo de su familia para el entierro de su padre. Tras diez años de ausencia, el joven sacerdote comienza a sospechar que su familia dejó el catolicismo para regresar a la doctrina judía. Luego de ser arrestados, la Santa Inquisición buscará obligarlos a regresar al sendero del catolicismo. 
Dos años después, escribió  Fox Trot (1976). Un drama protagonizado por los actores Peter O'Toole, Charlotte Rampling, Max von Sydow, Jorge Luke y Helena Rojo.
El Lugar sin Limites (1978) fue una cinta, donde  Pacheco realizó la adaptación al cine de la novela de José Donoso y que dirigió Arturo Ripstein. Dicha obra fue protagonizada por Lucha Villa, Fernando Soler, Gonzalo Vega, Ana Martín y Carmen Salinas. La película fue dedicada a José Emilio y Cristina Pacheco.
Otra de las películas donde colaboró fue Cadena perpetua (1979), también de Ripstein, y en un documental sobre Lecumberri, donde compartió créditos con el propio director –Ripstein- y el crítico Tomás Pérez Turrent.
De sus libros, el escritor y periodista Vicente Leñero adaptó la novela Las Batallas en el Desierto,  que filmó Alberto Isaac  -Originalmente iba a ser dirigida por Luis Estrada-  y que contó con las actuaciones de Elizabeth Aguilar, Pedro Armendáriz Jr y Luis Mario Quiroz.
Su paso por el celuloide fue un tanto efímero, podríamos considerarlo de ese modo, por el periodo tan corto que le dedicó, como profesión; pero obviamente, no menos invaluable y sustancial. Sus escritos cinematográficos van más allá de las imágenes y las letras, creando un universo asfixiante, fantástico, confuso y en proceso de cambio. Retrato fiel del siglo XX.

El Noticiero 3 mayo 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El Correo de Manzanillo